Impacto e Influencia

Cómo hacer que la gente te escuche

Es una pregunta clara, ¿tu opinión cuenta?

Los humanos damos crédito a la opinión de los demás en base a ciertos criterios muy tradicionales:

➤ Autoridad o jerarquía (es decir, eres jefe - yo hace tiempo lo fui!!!)
➤ Experiencia (ahora todo el mundo que dice ser experto en algo lleva más de 20 años haciendo....lo que sea - a mí aún me queda para eso) 
➤ Tienes dos Master (yo los tengo)
➤ Tienes un doctorado (yo no lo tengo) 

Y aunque las buenas ideas a veces vienen de la mano de personas que están fuera de nuestra rutina diaria, pues conocen otras perspectivas y han tratado en diferentes ambientes, nos resistimos a prestarles atención.

De hecho, yo mismo lucho con este problema en mi fuero interno, pues dedicado a tiempo completo a lo que se puede ver en esta web, llevo a día de hoy que escribo estas líneas (31/03/2022) 4 años y hasta yo pienso que cómo me van a tomar en serio, ¡si no llevo 20 años de experiencia en este campo!

Quizás por eso escribo estas líneas. 

Vivimos en un mundo de expertos

Solo hay que pasearse por las redes sociales y ver que el mundo está lleno de expertos. 

Cuando te interesa un tema, solo tienes que seguir a unos cuantos expertos en las redes sociales y automáticamente los algoritmos detectarán tu interés y te recomendarán más contenido parecido, y en breve verás la gran cantidad de gente que se dedica a lo mismo.

Yo me sentí abrumado!!!!! 

Y durante mucho tiempo no me atreví a escribir ni una sola línea en el Blog de mi página. Mi pensamiento era:

¡No voy a decir nada que no esté dicho ya! y además por personas con mucha más experiencia, con doctorados y curriculums que me hacían palidecer solo abriendo las referencias de esas personas. 

¿Te suena?

Por supuesto, si ese pensamiento me frenaba para escribir en este Blog, También me frenaba para postularme en determinados proyectos.

¿Qué motivo hay para que las personas luchen por ser expertos?

La respuesta es simple

¡Ser reconocido como experto
con tanto pretendiente por serlo resulta de mucha utilidad!

Esta frase contiene un aprendizaje que me costó un poco bastante asimilar.

¡ SON LOS DEMÁS LOS QUE TE RECONOCEN COMO EXPERTO!

Por mucho que tu insistas en llamarte experto, no sirve de nada sin el crédito de los demás. 

¿Cómo se puede conseguir ese reconocimiento?

Que conste que yo estoy trabajando en ello, y lo que pretendo es compartir lo que he aprendido hasta la fecha

Para ser experto en cualquier cosa, no puede hacerse de otra manera que "cultivando verdadero conocimiento sobre el tema". Esto quiere decir que nos toca leer, y leer mucho. Y de paso recomiendo "Escribir" o anotar aquellas cosas que te llamen la atención, que te hagan reflexionar, para seguir buscando y profundizar en ese conocimiento.

Y luego pasa por "Compartir ese conocimiento". porque si nadie sabe que tienes esos conocimientos, entonces no cuenta. Esta es una tarea ardua y lenta. Así que hay que prepararse para tener constancia y romper la barrera interna de que lo que estoy compartiendo ya lo han dicho otros antes y posiblemente con más gracia y mejor estilo. 

Busca tu estilo o mejor dicho, encuentra tu estilo comunicando. Yo continuo en ello, y con cada cosa que comparto consigo un poco más de confianza y afinamiento en transmitir mis ideas. Hazlo con pasión, o al menos con convicción, evita la arrogancia y se generoso compartiendo.

Apóyate en referencias contrastadas.  Adquirir conocimiento, como hemos dicho, significa dedicar una gran cantidad de tiempo a investigar y leer, no tengas miedo en dar referencias de autores, libros, web's, artículos científicos, y por qué no, enlaces a los mismos para que puedan ampliar o contrastar la información que compartes (recuerda, antes he dicho que debemos de ser generosos). Esta parte es más fácil si, como he dicho antes, has anotado aquellas cosas que te han hecho reflexionar y de donde las has sacado. 

Poco a poco, tu voz y tu estilo llegará a más personas, y los que conecten contigo, pues resulta que no todo el mundo lo hará, serán los que te ayudarán en la labor de llegar a más gente.

Sé generoso

Y he aquí, otra cosa que he aprendido, en realidad lo he hecho toda mi vida, pero resulta que he sido consciente de lo que hacia desde hace solamente unos pocos años, y es que a mi me gusta dar y ayudar a mis compañeros, y nunca me ha importado demasiado el hecho de llevarme el mérito, mi objetivo era llevar a buen puerto el proyecto y de paso hacer un poco más agradable la vida de los que tenía alrededor. Y mira donde he acabado.

Adam Grant psicólogo organizacional, en su libro "Dar y Recibir"   nos explica que cada vez que interactuamos con alguien, debemos elegir entre intentar conseguir el máximo valor posible para nosotros o contribuir a que el otro consiga valor sin preocuparnos por lo que recibimos. y en base a estos parámetros establece las relaciones de reciprocidad entre "receptores" "equilibradores" y "donantes».

Dar siempre ha sido visto como un acto virtuoso, y por lo visto, hacerlo de manera sincera tiene efectos inesperados. Según este autor y las investigaciones que ha llevado a cabo, los "donantes" establecen relaciones a largo plazo de reciprocidad provechosa y que además perduran en el tiempo.

Mientras que los "receptores", aquellas personas que intentan obtener el máximo rendimiento de cualquier interacción y que además llevan la cuenta de lo que han hecho por ti para reclamarlo más adelante, a corto parecen ser muy exitosos, pero a medio y a largo plazo, lo que haremos será cortar puentes con este tipo de personas, por hacernos sentir como los tontos que siempre nos esforzamos o que al final todo debe de tener una contrapartida, es decir nos hacen sentir en deuda. 

Es cierto que tienen que haber intercambios justos, pero ¿todas las interacciones deben de ser concebidas como pérdidas y ganancias? 

ahí lo dejo.

Prepárate para que te subestimen

Todos somos susceptibles de ser subestimados por las personas con las que entramos en contacto a diario, compañeros de trabajo, jefes, etc. Estos casos que se dan con personas con las que nos relacionamos regularmente, podemos superar sus estimaciones adversas hacia nosotros con el trabajo duro y un cambio de comportamiento (que no de personalidad). Lo que hemos comentado más arriba de cultivar tu conocimiento y tu manera de compartirlo.

Y otras veces ocurrirá que saldrás de una reunión o entrevista para algún proyecto con una sensación muy amarga de que la otra persona no ha entendido tu propuesta ni lo que puedes aportar de valor. y aquí la cosa cambia, ya que posiblemente no tendrás otra oportunidad, y algunas veces acabes la entrevista con alguna frase tal como "si conoces a alguien que pueda hacer esto dale mi contacto". 

¡Qué demonios habré estado haciendo y diciendo durante una hora!

También he aprendido que no sirve de nada insistir en cambiar su opinión. Cuando alguien te encasilla, y desafortunadamente es algo que hacemos todos, sirva de muestra todos los estereotipos que hacemos servir constantemente, es muy difícil hacerle cambiar de opinión si no se da el caso de que sea una persona a la que ves habitualmente por otras circunstancias. Y seguramente cierto tipo de replicas e insistencias solo producirán más rechazo aún.

Aquí, nos toca asumir que estamos en  "El juego Infinito" como nos dice Simon Sinek, y nos toca seguir cultivando nuestro campo de conocimiento y dándolo a conocer, al final los caminos se vuelven a encontrar, y tus progresos le llegarán por un lado u otro. Y si consideras que es una relación que vale la pena mantener, hazlo solo porque a ti te interesa (es totalmente legítimo) pero sin insistir demasiado. Otra estrategia para cambiar su opinión es cultivar relaciones con personas en común para que ellos sean tus embajadores.

Con suerte

Algún día lograremos el reconocimiento necesario y la gente querrá contar con nosotros y nos buscará. Hasta entonces nos toca seguir, las cosas no ocurren de hoy para mañana. Y no olvidemos que es responsabilidad nuestra hacer que se enteren de lo que hacemos. 

696 933 166

jose@fluicidad.com

Mobirise

Coaching Ejecutivo

Mobirise

Socio Fundacional

Mobirise

Sociedad española de Psicología Positiva

Mobirise

Las formaciones pueden estar subvencionadas

Made with Mobirise ‌

HTML Maker